Archivo de la etiqueta: niños

Infantes inmigrantes

Estándar
¿Niños culpables? NO

Los niños inmigrantes no son delincuentes,
no son culpables, simplemente son menores de edad que por distintas causas se
encuentran en tal situación y si de buscar culpables se trata, de ninguna
manera podemos culpar a los Estados Unidos por tratarlos como los tratan, creo
que lo que sucede es que ese país ya no cuenta con los medios suficientes con
los que se pueda remediar una situación que no es de ellos, más bien debemos
culpar a los gobernantes de los países que producen una pobreza que genera este
tipo de conflictos.

La gente emigra por la sencilla razón de
que en su lugar de origen no están habilitadas las estrategias necesarias en
trabajo, estudio y creación de fuentes de riqueza, tanto urbanas como rurales,
Políticas equivocadas tal vez, sean la causa principal de este fenómeno social,
pero no se vale que los menores de edad sean quienes sufran dichas
equivocaciones, es muy importante aceptar que este conflicto nace en los países
de origen de estos niños y si no se acepta como tal, entonces durante muchos
años habremos de padecer ese error.

La razón del conflicto puede ser muy
compleja pero, entonces toca a

los “representantes populares” tomar las medidas
pertinentes, o simplemente abrir los textos de los postulados de Simón Bolívar
donde declara que: “Los legisladores necesitan ciertamente una escuela de
moral”, una escuela donde puedan entender o comprender que ellos son “los
representantes del pueblo” que en la medida de que diseñen leyes en favor del
pueblo obtendrán el respeto irrevocable de ese pueblo que dicen representar.

La causa principal de su desprestigio es
el dinero, mientas ellos reciben o se adjudican un salario “especial” el
trabajador más modesto recibe veinte o treinta veces menos, basta con la
comparación de los supuestos programas de apoyo donde reciben quinientos pesos
mensuales de ayuda, algunas personas de pobreza extrema, mientras el legislador

recibe hasta quinientos mil en ese mismo mes, de manera que quien recibe solo
quinientos, además debe contribuir con los impuestos agregados a los productos
que consume.

Por otro lado, quienes producen la
riqueza son los empleados y trabajadores de las empresas legalmente
constituidas, pero son tantos los impuestos directos e indirectos que resulta
muy difícil colocar los productos en el mercado pues dichos impuestos encarecen
tanto los productos que la competencia con los precios de otros países coloca a

nuestros productos fuera de competencia y nuestros trabajadores terminan por
emigrar a otros países con mejores condiciones de vida, aunque en ello pongan
en riesgo su propia vida.

Señores gobernantes, en este caso
latinoamericanos, en ustedes está la solución, no esperemos que nuestros
problemas los resuelva el país más rico, entiéndase que no es su obligación, el
problema es nuestro, la solución puede ser tan sencilla como la voluntad de
trabajar en verdad en favor del pueblo que los eligió, solo tienen que
preguntarnos ¿Qué es lo que realmente necesitamos? Y no lo que

 

ustedes creen
que necesitamos visto desde su “curul” o desde su escritorio, el país es mucho
más que lo que ustedes alcanzan a ver.

La fórmula ideal es que, cada ciudadano
se dedique a lo que sabe hacer de la mejor manera posible y que se entienda que
la razón de existir de un gobierno es ofrecer “seguridad” en primera instancia,
que mi familia, mi persona, mi propiedad y mi trabajo siempre y en todo momento
estén protegidos, tanto en el libre tránsito como en el hogar y el trabajo, esa
es su primera obligación, pues sin seguridad nada

puede progresar, la
obligación de quien esté encargado de la seguridad no debe esperar que el ciudadano
busque sus propias medidas de seguridad, porque entonces las cosas no
funcionan.

La salud es el segundo requisito de todo
gobernante, puesto que un pueblo saludable genera la riqueza necesaria, un
pueblo saludable crea familias saludables, un pueblo saludable genera
ciudadanos triunfadores en todos los terrenos y en todas las actividades y ese
pueblo saludable debe contribuir con impuestos saludables que el gobierno
administrará con inteligencia y equidad, con el fin de que dicho gobierno
también sea saludable.

El tercer requisito es la educación, el
gobierno debe cuidar se realice dentro de las normas que la nación necesite,
que la industria requiera, que la sociedad demande, libre de todo agente
externo que trate de contaminar, porque eso retrasa el progreso y un país sin
progreso es un país destinado al fracaso, que se cambie lo que no funcione y
que se apliquen las medidas necesarias, pero siempre pensando en el pueblo
desde el más rico y poderoso hasta el más necesitado.

Señores gobernantes, deseo fervientemente
que me puedan hacer el favor de voltear a ver al ciudadano y se den cuenta de
lo que en verdad necesita y como lo necesita, no critico lo que ustedes hacen,
simplemente deseo que nos pregunten si lo están haciendo bien o no, creo que no
es mucho lo que demando, la solución a todos los problemas de gobierno está en
el ciudadano, recuerden que la constitución declara que vivimos en “una
democracia” no en una monarquía, no existen títulos nobiliarios, solo existen
títulos profesionales en todos los niveles, nosotros pueblo, sabemos lo que nos
hace falta y como conseguirlo, solo pregunten, no quieran resolver lo que no
han vivido o lo que no conocen, solo pregunten a quien deben preguntar.

Recuerden, la solución de los niños
emigrantes y el resto de los problemas del país está dentro de este país y no en
el país más poderoso, cada país debe resolver sus propios problemas, solo
recuerden, primero necesitamos “seguridad” después “salud” y luego “educación”
y con esos tres ingredientes, el país se convertirá en el paraíso que tanto
hemos soñado, nuestro país es tripartita y nosotros pueblo, somos la parte más
grande y ustedes solo son unos cuantos, no lo olviden.

Ajedrez sin reglas

Estándar

La federación internacional de ajedrez resulta ser el organismo encargado de promulgar reglas amplias y estrictas que se aplican en cualquier torneo importante.

Reglas como el movimiento de cada pieza, “pieza tocada, pieza jugada”, movimiento ilegal y tantas y tantas reglas que todo jugador de ajedrez habrá de mantener en la mente con el objetivo de resultar triunfador.
Pero existe un ajedrez sin reglamento que es practicado de manera consuetudinaria por miles de personajes maravillosos como lo son todos los niños del mundo, menores de tres años de edad que juegan ajedrez con gran sencillez y sin problemas de reglamentos, son los adultos los que marcan la diferencia entre los cuadros blancos y negros afirmando que los blancos representan el bien y los negros el mal.

Los niños entonces se encuentran por encima del bien y del mal porque les importa muy poco caminar sobre los negros o los blancos, ellos simplemente caminan sin perjuicio alguno y creo que los adultos debíamos hacer lo mismo, de nada sirve cargar con piedras tan pesadas que indican que habremos de caminar solo por los cuadros blancos, como si eso nos absolviera de todo lo malo que existe en nuestras vidas y tener que soportar el sufrimiento de nuestros “pecados” cuando accidentalmente tocáramos un cuadro negro.

Que maravilloso sería regresar a los tres años de edad cuando ningún bagaje extraño cuestiona o interfiere en nuestra vida de libertad, resulta por tanto muy difícil comprender la causa por la cual a medida que avanzamos en edad nuestros padres se encargan de colocar todo tipo de “piedras” en nuestro “mazacote” que al paso de los años, lo único que logran es hacernos dependientes de cuanto fanatismo descubren o recuerdan por medio de las enseñanzas paternas.

Después de los tres años, descubrimos que nos están haciendo partícipes de algo que poseemos  definido como inteligencia, las cosas se complican más todavía, nos entregan como cera blanda a los artesanos de ideologías con la finalidad de que sean ellos quienes nos conduzcan a terrenos por demás escabrosos bajo la premisa de nuestros “pecados” cuando ni siquiera comprendemos el concepto “pecado” y nos colocan etiquetas de tantas culpas como si se tratara de compartir el peso de dichas culpas que tampoco entendemos, gente que se aprovecha de nuestra ignorancia.

Cuentan por allí que una vez un rey quería saber cómo era ese juego del ajedrez y que alguien con gran astucia puso como condición el enseñarle el juego mediante algunos kilos de trigo y el rey accedió gustoso, solo preguntó cuantos kilos pedía, a lo que el “inteligente” en cuestión dijo que  pediría un kilo por el primer cuadro blanco y dos en el segundo que sería negro y así sucesivamente, al tercer cuadro le corresponderían tres, hasta completar los sesenta y cuatro cuadros equivalentes al tablero completo, es decir: 32 negros y 32 blancos y de inmediato el rey accedió sin analizar el compromiso.

Una vez terminada la enseñanza del ajedrez el rey hizo traer los sesenta y cuatro kilos de trigo, a lo que el “maestro” replicó: “Su majestad, el trato fue que la primera casilla valía un kilo y la segunda tres kilos porque al ser la casilla dos, le correspondían dos kilos más el kilo de la primera sumaban tres kilos y así sucesivamente a la tercera casilla le correspondían tres kilos más los tres anteriores sumaban ahora seis kilos.

El rey montó en cólera pero sus ministros le recordaron que él había aceptado el trato sin poner ninguna condición y como rey no podía faltar a su palabra, entonces el rey solo preguntó cuál debía ser la cantidad a entregar a lo que el “maestro” le dijo: “Mi Señor” solo son dos millones veinticinco mil kilos lo que usted me debe pagar.

Sin poder ignorar el compromiso, el rey ordenó se pagara lo convenido, en dicho trato el rey se condujo como un niño de tres años que nunca imaginó la “trampa” que le tendió el ambicioso que conocía a la perfección la manera de sacar provecho con sus conocimientos matemáticos aplicados a un rey ignorante, que imaginaba que los cuadros blancos y negros eran lo mismo y caminaba por ese tablero sin malicia alguna.

Es posible que a partir de este incidente el rey pudiera reflexionar sobre lo que significa ser un niño que solo está preocupado por saber que es de día o es de noche, que hace calor o frío y tantas preguntas que nos hacemos a esa edad, nada importa si los cuadros negros son la maldad y los otros la bondad, nada sabemos sobre reglamentos, simplemente dudamos de todo cuanto nos rodea, y entendemos que ya llegará el momento de enfrentar lo que los adultos nos tienen preparado.

Lo deseable sería encontrar de manera rápida y eficiente una fórmula que permita defendernos de los ambiciosos, los hipócritas pero sobre todo de los ignorantes que solo piensan como inculcarnos fanatismos de todos los sabores y colores, quizás el camino sea la comprensión de nuestras facultades intelectuales en su momento y aprender a respetar las reglas honestas que las personas de bien nos dictan en la vida.

Obtener Código

Los niños primavera

Estándar

Los nacidos bajo los signos: Aries, Tauro y Géminis pertenecen a la primavera, es decir, los meses de marzo, abril y mayo y esta vez hablaremos de los niños primavera.

Estos bebes poseen carácter muy singular, por ejemplo: el niño Aries, recién ha llegado a este mundo ya desea crecer con todas sus fuerzas, es impaciente, ansioso y se enciende a la mínima señal contraria.

Dulce y tranquilo, el niño Tauro mientras esté rodeado de afecto y se le proporcione todo lo que necesita.

De naturaleza curiosa es el niño Géminis, le gusta aprender y comprender, pero a la vez se muestra nervioso e indisciplinado, obedece consejos, no las ordenes.

A temprana edad, el niño Aries, muestra facilidad de expresión con lo que acumula gran cantidad de amigos, sin embargo, este niño tan simpático no siempre esta de buenos humos en su marco familiar.

Es obstinado como distintivo de su carácter, hablo del niño del signo Tauro, pero como es muy sentimental, se le puede convencer por medio de los sentimientos con mucha facilidad.

Manejar dos asuntos a la vez y con eficacia solo lo puede hacer el niño nacido bajo el signo Géminis, porque posee una memoria excelente, razón por la que se hace necesaria una respuesta inmediata a sus preguntas.

 Como ven, es una marcada diferencia entre uno y otro aunque los tres hayan nacido durante la primavera, cada uno necesita ser atendido con especial cuidado para comprender sus necesidades afectivas.

 Los muchachos Aries, conforme avanzan en edad, se sienten mas atraídos por las actividades manuales y deportivas que por las intelectuales, pero pueden mostrar una intuición sobresaliente.

El adolescente Tauro, comprenderá mejor las cosas si se le explica todo con el tiempo necesario y de manera practica, es decir, como si se tratara de una negociación, pues siempre tiene los pies muy bien plantados sobre la tierra.

Cuando alcanza la adolescencia el niño Géminis, muestra su doble naturaleza, una gran inteligencia que lo lleva a desarrollar un espíritu crítico, es tan seguro de si mismo, que pareciera no necesitar apoyo de ninguna especie, como un ser auto suficiente,

Considero importante tomar las medidas necesarias sobre estos asuntos cuando un nuevo bebé llega a nuestra familia, existen textos que de esto se encargan y todos muy valiosos, cada uno nos muestra infinidad de datos positivos de los niños primavera.

Es posible que si mostramos curiosidad en estos temas, nos resulte más sencillo comprender la actitud de nuestros niños que nos permita resolver sus pequeños problemas con alto porcentaje de aciertos.

Por medio de estos asuntos, podemos sentir que estamos más cerca de nuestros niños y hasta podemos adivinar sus inquietudes y la forma de satisfacer sus necesidades sin problema.

Cuantas veces hemos visto que los niños se saludan con afecto en señal de amistad y de manera espontánea, quizás, si nosotros como adultos imitáramos esa actitud, los problemas del mundo se reducirían con facilidad.

Es posible que con lo descrito demos el primer paso para dar la atención adecuada a cada uno de los niños: Aries, Tauro y Géminis de manera adecuada para que a futuro se conviertan en adultos seguros de si mismos y por ende exitosos.

Niños verano

Estándar

Cuando se nace durante los meses intermedios del año se reconoce como el verano y ese calificativo se le adjudica a los niños que nacen durante esos meses que hoy los describo como: niños verano.

Dulzura y ternura son características de los niños nacidos bajo el signo de Cáncer, es posible que esa sea la causa por la cual les cuesta mucho trabajo separarse de la mamá, además, a ese nativo en Cáncer le es indispensable que lo mantenga en sus brazos.

Para un bebé Cáncer, como el que nos ocupa, le resulta fundamental que se ocupen de él, que estén pendientes de él, esa es su prioridad, coloquialmente se interpreta como la expresión “ya estoy aquí, véanme, he llegado”.

Muy temprano en su vida manifiestan un sentido de mando, es decir, son bebés que han nacido para ser independientes casi en todas las facetas de su vida.

Son emprendedores porque poseen una forma de imaginar que los coloca por delante de otras personas todo el tiempo y les es indispensable ser reconocidos.

La naturaleza y la vida parece que han tratado muy bien a los niños del signo Leo, porque en general son muy sanos y desborda vitalidad, no es difícil que se considere Rey en su territorio.

Muy pronto comienzan a sonreír, para ellos es muy importante atraer la atención de quienes le rodean, parece que esa característica les acompaña el resto de su vida.

A muy temprana edad se manifiestan como lideres y como en general son muy estudiosos, siempre se mantienen con una seguridad y firmeza en todo lo que emprenden.

Debo mencionar que en este signo se han presentado los lideres más destacados en la historia de la humanidad, muchos de ellos aparecen en las enciclopedias como personajes trascendentales.

Muy distinto resulta el bebé Virgo, los niños nacidos bajo este signo manifiestan desde que nacen el sentido de que si algo no les gusta, lo sabemos rápidamente porque sus problemas digestivos que lo van a acompañar el resto de su vida se convierten en detectores de una incomodidad.

Resulta muy importante prestar atención a todo lo relacionado con sus cuidados, para él, todos los detalles son muy importantes y como gusta de tratar de hacer todo y bien con detalle, pronto se ocupa de sí mismo sin tomar en cuenta su entorno.

Como vemos son tres caracteres muy distintos entre si, hay quien dice que son difíciles de complacer, lo cual es razonable, el único punto que los une es que los tres, siempre se convierten con facilidad en lideres de su entorno.

No me imagino tener que cuidar a estos tres niños juntos, casi me convertirían en su esclavo por lo preciso de sus necesidades y gustos, aunque el niño de Cáncer es bueno, afectuoso, tímido y sociable, experimenta una gran necesidad de sentirse acompañado y mimado.

 Mientras que el pequeño de Leo, requiere la aprobación y admiración de los que le rodean, por la misma razón no tardará en hacer todo lo que se espera de el, tiene un carácter franco, leal y generoso, sabe que todo lo que desea lo tiene al alcance de la mano.

 No así el observador Virgo, que se muestra reflexivo, introvertido, discreto, no muy expresivo, pero servicial y mas afectuoso de lo que aparenta, con discreción observa con lupa todo lo que ocurre a su alrededor, no se le escapa ni el gesto mas insignificante.

 La forma de ser de cada uno de estos signos prevalece hasta su edad adulta, por lo que no será difícil manejar a subalternos de estos signos, solo conviene tener en cuenta que muchos de los grandes líderes de la humanidad pertenecieron a estos signos y como poseen habilidad para relacionarse, muchas veces superan a sus jefes.

 Me parece que una buena forma de aprender a controlar ya sea empleado o trabajador, es conocer el signo zodiacal de cada uno de ellos, se requieren conocimientos simples para lograr buenos resultados.