Archivo de la etiqueta: Hardware

El hardware humano

Estándar

Por: Julio Torres

En realidad no solo es un hardware que poseemos en nuestro cuerpo, son más y trataré ahora de  mostrar a ustedes de que estoy hablando, desde luego que no es algo nuevo, es el resultado de los estudios hechos por los genios del mundo de la computación, que han trabajado intensamente en los últimos años.

Como en una computadora convencional, primero se requiere un sistema operativo que es quien va a manejar todas las posibilidades que permitan a dicha computadora ofrecer todos los eventos posibles que motivaron su creación, quizás podemos entenderlo como un procesador colocado en la tarjeta madre.

Lo mismo ocurre con los seres humanos que desde el momento de nacer, tiene integrado un sistema operativo que lo mantiene con todas las funciones adecuadas, permitiendo manifestarse ampliamente, solo falta el programa que manejará los circuitos necesarios con lo que se consigue  que la manifestación sea exitosa.

El programa que manejará a una persona es lo que conocemos como personalidad y de acuerdo a esa personalidad es que paulatinamente encontrará la manera de hacerse entender en todos los terrenos que lo pueden hacer exitoso o no.

La pregunta quizás sería, quien y cuando se creó ese programa que hará funcionar a ese ser humano, y no queda otra respuesta que se trata de un programa de personalidad que fue creado de manera divina, me temo que no tengo otra respuesta y la procedencia divina me parece lo adecuado.

En una computadora convencional tenemos un ratón, un teclado, una impresora y algunos accesorios más y se definen cada uno de ellos como hardware, pues lo mismo ocurre con el cuerpo humano, que tiene un hardware o mejor dicho, tiene cinco y cada uno de ellos envía mensajes al banco de memoria con que se nos ha dotado durante el proceso de fabricación.

Cada hardware en el cuerpo humano se mantiene atento a la orden del procesador y en su momento ejecutar el proceso que éste envíe, con instrucciones precisas, con una rapidez asombrosa que implica matices de perfección, hasta ahora ninguna máquina ha podido superar esa rapidez y esa eficiencia que en momentos es perfecta.

El gusto, olfato, tacto, oído y la vista son los aparatos que envían información al procesador que se encuentra en el cerebro y este a su vez le regresa a cada uno de ellos la orden de acción con los promedios adecuados y que la función a ejecutar resulte adecuada o justa en cada caso.

Lo que cuesta un poco de trabajo comprender es que cada uno de los cinco sentidos como los conocemos, se encargan de enviar información al banco de memoria y que de ello depende el éxito o fracaso de la funcionalidad del procesador, colocaré un ejemplo sencillo sobre la mesa:

Supongamos que por alguna causa se nos ocurre que cada vez que terminemos de comer deseamos fumar un cigarrillo, entonces sin sentirlo, por medio de ese acto enviamos la orden al banco de memoria que lo graba y a partir de entonces, cada vez que terminamos de comer, vamos a conseguir un cigarrillo y ejecutar la orden, sin importar como se consiga dicho cigarrillo.

Nunca se va a cambiar esa orden porque ya está bien grabada en nuestro banco de memoria, el problema ahora va a ser como borrar esa orden.

Esta descripción, nos permite imaginar lo que ocurre con los vicios, lo importante en este momento es dejar establecido el mecanismo de como cada hardware humano es capaz de grabar en el banco de memoria este y muchos asuntos, buenos y malos de acuerdo con los cánones de comportamiento, pero, por ahora dejaré este tema pendiente con la promesa de ampliarlos en futuros reportes.