Siglo XXI, difícil de comprender

Estándar

“Como México no hay dos”

Han transcurrido 12 meses y algo más de que el México popular, el México que nunca fue escuchado, el México que paga impuestos de manera puntual, ese que solo es un número en las estadísticas, el que sufre año con año el aumento de los precios de los combustibles y de los productos de primera necesidad, pero que nunca percibe un aumento en el producto de su trabajo, ese México fue el que colocó en la fama mundial como el presidente más popular, con un 80 o 90% de aprobación el 1 de julio de 2018.

Ese México que poco a poco se ha dado cuenta que a partir de ese 1 de julio, ha sido saqueado, robado, engañado durante muchos años y nunca le informaron lo que estaban haciendo en realidad y donde guardarían lo adquirido ilegalmente; ese México que ha resistido durante 500 años el desprecio de cuantos se han enriquecido a costa del manejo de las riquezas de esta tierra maravillosa que tantos favores nos ha regalado, que siempre ha sido manejado con impunidad y corrupción, desde luego con algunas excepciones, pero al final, el epilogo ha sido el mismo.

El 1 de julio llegó de manera legítima un personaje y quizás el único que puede presumir haber llegado con esa legitimidad tan buscada, con resultados muy reales, tanto que nada pudieron hacer sus adversarios para manchar ese triunfo, aunque, durante este año han realizado su mejor esfuerzo para derrocarlo pero, por fortuna no lo han logrado.

A la fecha, los acontecimientos han esclarecido de manera tajante, la mentalidad de las personas que han dirigido los destinos de este sufrido México, colocando en el escaparate social, la imagen verdadera de quienes no quieren a México, pues, solo han buscado el beneficio personal, sin embargo, ese México al que me he referido por fin ha encontrado una esperanza de cambio de régimen que tanto daño ha causado y que hoy se coloca como una gran esperanza, como legado a quienes lleguen a esta vida en las próximas generaciones; el deseo es pues, que de hoy y para siempre, la paz, tranquilidad y felicidad reinen en esta noble tierra, rica y noble como dijo el filósofo:

“como México no hay dos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s