Archivos Mensuales: junio 2017

Tercera llamada, tercera

Estándar

Si sirves, si sirves

Tercera llamada, tercera:
A punto están de levantar el telón,
el escenario a mostrar es el de la contienda electoral que se llevará a cabo en
varios lugares de México, pero lo que verá el público pasará a la historia como
una comedia grotesca digna de una carpa de los años cuarenta del siglo pasado
en la ciudad de México. D.F.
Por fortuna estoy viendo el escenario
desde galerías, pues no pertenezco a ningún partido político, ni estoy de
acuerdo con las llamadas “propuestas de campaña” que se han caracterizado en el
insulto y se descalifican unos contra otros y tampoco he visto o escuchado
la forma como nos defenderán desde sus “tronos”
Me queda claro que en este escenario
solo aparecen los miembros de la aristocracia política, aunque en algunos casos
pareciera que conviven con el pueblo, pero carece de credibilidad lo que hacen
y lo que dicen, creo que era muy superior el gran “Palillo”, el humorista de
mediados del siglo pasado que se caracterizó por la crítica al sistema de
gobierno de entonces.
Todos los políticos actuales han
olvidado que su razón de existir se concreta a tres “servicios” fundamentales, “Seguridad,
Salud y Educación”, pero ni proporcionan seguridad y el estado de derecho dista
mucho de ser rápido y expedito, de honorable, habremos de analizarlo en otro
momento.
El poder ejecutivo tampoco defiende
al débil de la hipocresía del fuerte, o de los que manejan el dinero, y de la
violación de los derechos humanos que a diario resultan violentados en todos
los terrenos y la libertad de empresa y la libertad de comercio son letra
muerta, solo se dedican a poner obstáculos.
Pero el más culpable de los tres
poderes es el legislativo, que ha diseñado muchas leyes, hasta en exceso diría
yo, pero sin calcular la operativa pues las libertades necesarias no se
pueden aplicar por los reglamentos faltos de equidad hacia el ciudadano.
Nosotros, “el pueblo” solo aspiramos
a producir la riqueza necesaria para nuestra familia, para que juntos encontremos
la felicidad, pero quienes hacen las leyes, quienes las ejecutan y quienes
debían ser los árbitros entre el pueblo y los gobernantes están muy lejos de
ese pueblo que genera la riqueza de un país.
Han olvidado que dicha riqueza
siempre la genera el pueblo y no el gobierno, entonces, si en los próximos
comicios no toman en cuenta la razón de su existencia, este país se verá
nuevamente maltratado social-mente y cuando baje el telón de esta comedia,
pueden hasta quemar el teatro.

 

Ciudadanos que votaran dentro de unas
horas, esta es una gran oportunidad de corregir el rumbo, piénsenlo, la
distancia entre lo sublime y lo ridículo es muy corta, México está hipotecado
para los próximos 30 o 50 años, la reflexión es: mediten lo que harán en los
próximos comicios, espero que no se arrepientan cuando el telón baje y la
función termine sin aplausos, el tiempo le pasará la factura a nuestros
descendientes.
Anuncios