Educación, seguridad y salud

Estándar
Educación, seguridad y salud
Por: Julio Torres A.

Cada mañana despierto con el entusiasmo a
su máximo nivel y aunque las noticias de la mañana no siempre son buenas, pensé
que la euforia de las próximas elecciones en este estado de Puebla me
permitiría habilitar una serie de reflexiones que pudieran ayudar a comprender
lo que se está bien y lo que no, pues resulta que no escucho aspirante alguno a
contener en las próximas elecciones un mensaje claro y preciso de lo que ha de
inspirar si resulta triunfante.

La actividad fundamental del diputado es
hacer leyes y todas orientadas al bien de la comunidad y me temo que lo que he
escuchado en los

discursos de dichos candidatos, pareciera que no tienen clara
la filosofía de su aspiración, todos tocan la puerta del voto porque exponen
ser buenos padres o buenos hijos y ninguno habla de tener proyectada una
iniciativa de ley concreta que desde su óptica pudiera resultar benéfica a sus
votantes.

También utilizan la “vieja” formula de la
promesa de campaña, que como

súper hombres o mujeres, se consideran capaces de
“negociar” con el gobierno estatal, municipal o federal, la construcción de
hospitales, clínicas, escuelas y hasta mercados, pero ninguno promete diseñar
alguna ley que disminuya los impuestos, o que disminuya la exigencia a los
productores de la riqueza de más y más contribuciones.

Tampoco escucho que diseñarán alguna ley
que pretenda optimizar la seguridad como base fundamental del municipio, con
una buena educación y óptima salud hasta el último rincón de la patria, más
bien, se colocan el traje de gestores sin tomar en cuenta que esas actividades
están previstas perfectamente en las leyes existentes como trabajo esencial de
los agentes de gobierno, más bien lo que deben promover son leyes simples que
obliguen a los encargados de la seguridad, salud y

educación a cumplir a la perfección
el trabajo encomendado.

El ciudadano nunca debe estar preocupado
por la inseguridad, para eso se nombra un responsable de seguridad que
suponemos está capacitado en esos menesteres, puesto que un ciudadano que se
siente seguro en su casa, en su trabajo, en las calles, los parques y lugares
de esparcimiento y el resto de sus actividades, es un ciudadano que va a
generar riqueza de manera sencilla y podrá pagar las contribuciones aún
exageradas con la confianza de que su patrimonio está a salvo y su ingreso es
suficiente en

los alimentos que demande y las enfermedades serán minúsculas.

Como quisiera que en este país se
erradicara la aristocracia que desde hace varias décadas se fue instalando en
esta bella tierra, aquí solo existe la aristocracia, dígase clase política y
nosotros, el pueblo, que mantenemos esa aristocracia con un exceso de carencias
y con una producción que muy poco nos ayuda, tomar unas vacaciones para un gran
número de ciudadanos es proyecto muy lejano a nuestras posibilidades, desde
luego que existen ciudadanos que sí pueden proyectar sus vacaciones, pero son
los menos.

Comprendo a los candidatos que debieron
“aportar” algunas cantidades de dinero en la búsqueda de dicha candidatura y
que de alguna manera deben recuperar, solo quiero que no olviden que somos los
ciudadanos los que generamos la riqueza y no ustedes los políticos desde
sindicales hasta la cúspide piramidal de la aristocracia del poder, creo que es
bueno que escuchen su conciencia y entiendan que “si nos dejan trabajar en
libertad” ustedes pueden recibir mejores ingresos, solo que nunca por la vía
del exceso de impuestos ni la temeraria fiscalización, recuerden que seguridad
salud y educación es la filosofía de su trabajo, es a lo que están

obligados,
el resto se puede lograr de diferente manera.

Comenzar con los municipios es apropiado,
que todo municipio sea seguro, que todo municipio tenga buena salud y que todo
municipio se preocupe por educar bien a sus ciudadanos de todas las edades, que
en la práctica, realmente se implemente la libertad de empresa, la libertad de
comercio, la libertad de enseñanza, la libertad de trabajo, la libertad de
prensa, la libertad de culto y de esa forma vamos a generar una buena

riqueza
con ciudadanos fuertes, sanos y cultos, los buenos municipios hacen estados
fuertes y los estados dinámicos hacen una nación fuerte y poderosa; así
queremos ver a México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s