Inmortalidad por la idea

Estándar

Inmortalidad por la idea

filosofía,arte,ciencia,cultura

Alcanzar la inmortalidad es elevar el
pensamiento a su idealidad. Esto ¿qué significa? Todos y cada uno de los que
están leyendo este texto, incluso el que lo escribe, ha tenido la penosa
experiencia de perder a un ser querido.
En algún momento de mi vida académica
escuché que las personas no morían hasta que fueran olvidadas, este hecho es
una explicación que me pareció extraña, puesto que si una persona nos hizo daño
y recordamos ese daño terminamos otorgándole la gracia de la inmortalidad.
Ésta, no depende de lo bueno o malo que ha hecho en vida, si no de lo que hizo
simplemente, de la huella que dejó. La razón por la que debemos comprender que
la muerte es parte de la vida es muy sencilla, no temer, y como dice el dicho
“si te toca aunque te quites y si no aunque te pongas”.
Hace algún tiempo un joven de no más allá
de 20 años se subió a un transporte colectivo, casi lleno, con un paquete de
papel aluminio en sus manos. Había niños, mujeres y hombres en dicho
transporte, de repente el joven encendió su encendedor y comenzó a aspirar el
humo que emanaba del aluminio. Al ver que nadie decía nada yo reclamé; reclamé
porque era de muy mal gusto hacer eso frente a niños y una mujer embarazada, el
reclamo fue tal que dicho personaje me increpó casi violento pero mi objetivo
se logró, no volvió en todo el camino a sacar su droga.
Una señora que estaba junto de mi comenzó
a hablar y a detallar lo mal que estaba el muchacho por su acto a lo cual mi
contestación la hizo silenciar –señora, usted no hablo de esto en ningún
momento, no tiene por qué hacerlo ahora porque yo ya le reclame, si usted no
reacciona en el momento justo de nada valen sus palabras ahora- la señora calló
no sin antes decirme –es que uno nunca sabe cómo van a reaccionar- ¿y que? Por
eso debemos aguantar sus porquerías en el aire, porque debo ser honesto, no me
gustaba su olor.
Morir por mi ideal, sé que hice lo
correcto en el momento justo y obviamente debía haber una represalia, y esta
fue que el joven se bajará tras de mi para enfrentarme y quizá golpearme, pero
no me importó, decidí que si me golpeaba lo aceptaría y no buscaría el apoyo de
nadie alrededor, pero aun así mi meta se logró.
Si yo me preocupara por la muerte,
estaría encerrado en mi casa con colchones por todos lados y no disfrutaría de
la belleza de los días. Charles Chaplin decía “La vida es una obra de teatro
que no permite ensayos…Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente
cada momento de tu vida…Antes de que el telón baje y la obra termine sin
aplausos.” Y sin querer él se inmortalizo con estas palabras.
Si nuestros actos son justos, fraternos y
equitativos, la gente nos recordará como buenas personas, integras, honestas,
valiosas y valerosas. Si nos conducimos como viciosos, malsanos, ambiciosos,
hipócritas y fanáticos, quizá nuestro recuerdo se manche y la inmortalidad se
nuble con el paso del tiempo. Ser congruentes es parte del morir por la idea,
como en la leyenda de Hiram donde el prefirió morir antes que dar los secretos
a los traidores en la construcción del templo de Salomón.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s