Libertad de trabajo e industria

Estándar
Libertad de trabajo e industria
Por: Julio Torres

Muchos discursos se han publicado en
todos los tiempos en la búsqueda de la felicidad de un pueblo; tomemos un
ejemplo sencillo. Las calles por sistema están llenas de vendedores que casi
nunca descansan, porque siempre recorren algunos kilómetros ofreciendo sus
productos, no poseen la ayuda de un seguro social que garantice el descanso por
enfermedad o cualquier otro motivo y por sistema también mueren de males
crónicos salvo que posean una condición física envidiable dentro de una
determinada

“libertad de trabajo”.

Libertad de trabajo y libertad de cambio,
no es posible que todo ser humano ni toda asociación pueda crearlo todo,
necesita del cambio y adquisición de lo que le falta y de la misma suerte,
cuanto entorpece la espontaneidad de sus esfuerzos, ataca su vida y ésta
peligra con los obstáculos que dificultan o impiden el cambio o la venta, la
importación o exportación de la riqueza acumulada; donde no hay reciprocidad de
derechos y franquicia en

los cambios, se paraliza el beneficio, y lo que es
peor, se carece de lo indispensable.

La misma problemática experimenta la
industria cuando se le impide esa libertad de producción que requiere, como
vemos, esa libertad de trabajo es imprescindible tanto a la industria como al
pequeño y mediano empresario e inclusive al comerciante de la

calle y al
artesano que aprendió el oficio de sus antepasados, y que decir, en el mundo
moderno con la tecnología de la radio difusión donde esa libertad de decir lo
que está bien y lo que está mal de acuerdo a su apreciación, considero que la
libertad de decir lo que considera que debe saber el espectador ya que todo
asunto, pequeño o grande deberá conocer, porque es la única manera de servir
como se debe a los ciudadanos sus hermanos.

Es triste que en pleno siglo XXI se siga
la práctica de la censura previa, cuando que la ley escrita afirma que ninguna
nota periodística será objeto de censura previa, de allí que la pregunta
obligada es cuestionar lo que en realidad hace el congreso en turno, los casos
relacionados con esa censura previa suman muchas decenas, de manera que el
principio de libertad de trabajo debe hacerse patente en todas las actividades
de producción que buscan un beneficio en favor de la humanidad.

La libertad de trabajo, la libertad de
cambio y la libertad de industria es lo que hace que una nación sea grande. En
ninguna de las naciones antiguas existieron leyes fiscales que sacrificaran la
permuta a los contratantes. Se exigía entonces únicamente la centésima parte
del valor de los artículos, y de esa forma los

encargados de la producción
aplicaban su mejor esfuerzo en la calidad del producto, así que el mensaje que
dejo en este artículo, es la necesidad de instruir al pueblo y a los
legisladores en los verdaderos intereses del pueblo y hacer cuanto sea posible
que la libertad de industria y de trabajo una realidad y que se establezca el
libre cambio como leyes fuertes y factibles de aplicar de manera sencilla en
este país y en el mundo entero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s