Archivos Mensuales: octubre 2014

Escorpio y los símbolos vivientes

Estándar
Por: Julio Torres A.

Dentro del signo Escorpio es muy notoria
la diferencia entre los decanatos, el primero, se encuentra entre los días 23
de octubre y el 2 de noviembre, el segundo, entre el 3 y el 11 de noviembre y
del 12 al 21 de noviembre se el tercero, que destaca por ser un signo de
carácter sentimental, mientras el primero por ser impulsivo y el segundo
resulta indomable, así que comenzaremos por describir de manera general a
Escorpio que se distinguen por presentar a menudo un carácter social pero
destructor, sin embargo, por otro lado, los tres resultan muy humanos a final
de cuentas.

Lo anterior nos conduce a preguntarnos
sobre si existen signos buenos y signos malos, pero esos juicios de valor serán
exactos o tendientes a la perfección al adentrarnos en el universo del zodiaco,
personalmente considero que no existe tal cosa, sino que la naturaleza siempre
mostrará el mejor lado de cada signo, dicho de otra manera, diré que nada es
definitivamente positivo o negativo en la estructura del zodiaco, prefiero
entenderlo como un juego de cualidades, podemos dar a la palabra “cualidades” un
sentido calificativo, que los hace ver como contradictorios y a la vez
complementarios, como reflejo exacto de lo que somos.

Si las cualidades y las debilidades del
signo Escorpio, corresponden a los principios universales de fuerzas opuestas y
complementarias que rigen el juego de la vida, unas no podrían existir sin las
otras, interesarse por unas en

detrimento de las otras, podría engendrar un
desequilibrio colectivo, hasta con la posibilidad de calificarlo

como
enfermedad espiritual, ello puede ser el origen de ciertos movimientos
exacerbados, violentos o compensatorios, pues, cada vez que nos inclinamos
demasiado en un sentido creamos un desorden del que tarde o temprano sufriremos
las consecuencias, muchas veces no aceptamos ceder, sacrificar o sembrar, lo
cual puede entregar una cosecha poco benéfica en el futuro.

El primero de los decanatos, del 23 de
octubre al 2 de noviembre se presenta perfectamente como regente del signo, se
trata de un escorpión de ocho patas y de cuerpo muy alargado, sus pinzas se
extienden hacia adelante como signo de agresividad, la cola forma un medio
círculo, el aguijón  dirigiéndose hacia
adelante, preparado para el ataque, preparado para picar, desde luego que nada
indica que el escorpión esté a punto de atacar, pero más vale no retarlo,
estamos en el universo de pulsaciones y repulsiones que la razón no puede
dominar, como si le rechazáramos y al mismo tiempo nos fascina con sus
contradicciones apasionadas.

El segundo decanato del 3 al 11 de
noviembre lo simboliza un dibujo estilizado, con algo de infantil en el trazo,
aquí no existe agresividad, más bien es un aspecto huidizo e inalcanzable, no
se trata del escorpión que se paraliza, sino del animal indomable que corre más
de prisa que su sombra, para destacar su rapidez, vemos que sus dos pinzas
están cerradas y paralelas a sus patas y del mismo tamaño, su cola es mucho más
corta y su aguijón no está preparado para picar, está doblado hacia un lado.
Este escorpión simboliza el inconformismo, provocador y desconcertante, de
carácter impulsivo e independiente, cualidades de Urano, regente de este
segundo decanato.

Del 12 al 21 de noviembre, presentamos al
tercer decanato, es la imagen de un escorpión nada agresivo, su cuerpo es
ovoide y prominente; sus patas dobladas hacia atrás son pequeñas y la cola
doblada hacia un lado, es larga y delgada, sus dos brazos están abiertos, no
parecen instrumentos de guerra; este escorpión nos indica que es receptivo y
totalmente representativo de este tercer decanato, provisto de una intensa
fuerza psíquica y su regente Venus le otorga un lugar importante en sus
sentimientos y emociones. Vale la pena que si usted pertenece a alguno de los
tres decanatos, trate de releer el que le corresponda y de esa forma
comprenderá mejor su manera de relacionarse con sus

semejantes.

Anuncios