Filosofía al volante

Estándar
Los taxistas filósofos

Cuando abordé un taxi que debía llevarme
a la central de autobuses, el tiempo de recorrido me pareció tan corto que me
sorprendí porque los comentarios del cho fer lograron hacerme pensar más de lo
debido, y es que me dijo que implementarían el esquema “hoy no circula” y
comentó que sería catastrófico en su familia, puesto que el día que le obliguen
a descansar, ¿Quién le apoyará con el dinero del gasto diario que su familia
exige? Con tristeza le contesté que en otros lugares ya habían vivido ese
problema y que desconozco la manera en que lo superaron.

Al llegar a la central de autobuses,
compré un diario y en él me encuentro la nota de que una compañía fabricante de
autos avala el esquema “hoy no circula” y lo declara nada menos que el
vicepresidente de relaciones corporativas, argumentando que es un beneficio
ambiental, no comprendo cómo es que a ese nivel se atrevan a ese tipo de
declaraciones cuando que nunca bajan de su nube, como ocurre con los políticos
que toman decisiones desde su escritorio sin consultar a los ciudadanos.

De acuerdo a los postulados de la
democracia, está escrito que gobernantes y políticos en general son empleados
del pueblo y resulta que nunca se consulta a los ciudadanos, el congreso jamás
pregunta si puede otorgarse un aumento de sueldo y la verdad es que mantienen
una distancia abismal con el ciudadano, tal parece que no se han dado cuenta
que su sueldo es cincuenta veces la pensión de un trabajador que se presentó
diariamente a sus labores de las 8 de la mañana y a veces hasta las ocho de la
noche y al final de su vida activa solo recibe dos o tres mil pesos al mes.

Resulta que ahora además de pagar un
impuesto por no circular, habrá de solucionar no solo el taxista, sino el ama
de casa y el empleado o trabajador la manera de resolver el problema de
transporte a cumplir con dicho trabajo y los niños que habrán de acudir a la
escuela, tendrán que hacerlo caminando, o reducirán otro tanto el presupuesto
familiar, en verdad, no entiendo a los señores que gobiernan, además de cubrir
sus excesivos gastos todavía debemos cubrir el costo de un vehículo

agregado a
sus necesidades y nosotros no podemos comprar uno solo.

Es cierto que medidas como la descrita lo
que logran es que la venta de autos se incremente con fuerza, sin embargo, la
experiencia dice que simplemente aumenta la pobreza con estos eventos, así que
no debemos escandalizarnos con los paisanos que han “corrido” hacia el

país
rico que si puede proporcionar medios de vida que permitan cumplir el sueño de
una vida mejor, es evidente que desde hace muchos años quienes gobiernan, o no
han podido descubrir la solución a los problemas sociales, o su equipo de investigación
o de asesoramiento no posee la calificación adecuada, el hecho es que en los
últimos setenta años o más nada se ha podido remediar.

La calificación en seguridad es bastante
baja desde hace muchos años, nunca más se ha podido transitar con tranquilidad
a ninguna hora del

día, y quienes gustan de utilizar sus joyas creo que poco a
poco han perdido la costumbre por esa inseguridad que además se extiende a los
centros de diversión como son el cine y el teatro sin dejar de mencionar la
vida nocturna que genera una buena derrama económica que soluciona muchas
carencias de familias poco afortunadas.

El exceso de “vigilancia policiaca” a
toda hora, inhibe el movimiento económico ya que solo se dedican a “revisar”
vehículos que desde

luego, no son los que utilizan los delincuentes, entonces
opino que se debe realizar un estudio serio sobre los “operativos” que no vemos
que hayan servido de algo, creo que es momento de decirle a los gobernantes que
la solución de los problemas sociales no es incrementando la nómina de
gobierno, la solución está por otro lado, en el otorgamiento de facilidades en
los negocios, que se facilite la actividad comercial y productiva en todos los
espacios con una reducción importante en los impuestos, de otro modo no se
soluciona

nada.

Existen ejemplos cercanos y lejanos que
nos pueden servir de modelo en la solución de los problemas sociales, lo que se
requiere es voluntad política e implementarlos, basta recordar que la Alemania
de la segunda guerra mundial se levantó de la ruina total en veinte años y

hoy
sigue siendo poderosa, pero su fórmula fue sencilla: 1% de impuesto y fuerza de
trabajo de los sobrevivientes con la disciplina que antes se utilizó en el
exterminio y a partir de 1945 la utilizaron en las actividades propias del progreso
humano, quizás con rencores, pero prevaleció la disciplina del trabajo y el
deseo de dar vuelta a la página de la guerra.

 

Es tiempo de voltear a ver la
agricultura, la ganadería, la artesanía, la

tecnología y todo lo que ha sido un
lastre en este México, es posible que sea tiempo de pedir a nuestros paisanos
que viven al norte de nuestra patria, que regresen y nos enseñen lo que
aprendieron en aquel país, que estamos dispuestos a trabajar fuerte, pero que
los gobernantes otorguen el apoyo necesario sin contubernios sediciosos a los
que están acostumbrados, “libertad de empresa y libertad de comercio pero sin
regulaciones que nos estrangulen y en pocos años el resultado puede ser en
verdad maravilloso, la filosofía del taxista que esto comentó me pareció lo más
acertado, de manera que insistiré,

pregunten al ciudadano, él sabe lo que
necesita puntualmente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s