Relaciones armoniosas

Estándar
Las
relaciones armoniosas

La
compatibilidad con otras personas comienza en nosotros mismos, las relaciones
armoniosas nacen de la armonía interna, la cual es creada por nuestro deseo de
abordar las demandas de esta área como oportunidades en favor del desarrollo
personal, siempre se nos exige “cambiar” tanto nuestra comprensión como la que
tenemos de los demás, a fin de resolver las dificultades en nuestras
relaciones, este es un proceso gradual que involucra las actitudes
fundamentales y las normas de vida, la misión no es fácil, pero el esfuerzo
vale la pena.

Podemos
comenzar con un período de meditación, sobre una relación particularmente
inarmónica en la que se encuentra involucrado en este momento. Primero, es
importante buscar sus propios móviles en la situación. ¿Quiere en verdad crear
una relación pacífica y armoniosa,

o está buscando la forma de desquitarse?
¿Está esquivando a la otra persona, enojado, resentido o belicoso? ¿Se siente
impotente, defensivo, inferior y desamparado?

La
relación se mantendrá en un callejón sin salida, hasta que usted deje su manera
anterior de ver y sentir, debe estar dispuesto a escuchar la suave voz interna
y aceptará la verdad que usted conoce en su corazón, esto requiere un examen
interno y honesto, después aplicará la habilidad de perdonar al otro y a usted
mismo, la indulgencia nos permite aprender de nuestros errores, lo cual nos
pide

actuar con sentido de responsabilidad e integridad moral renovado y hacer
lo que podamos a fin de resolver la situación.

Es
importante evaluar la relación basándonos en las necesidades y esperanzas,
todos tenemos ciertas necesidades que se satisfacen con las relaciones
armoniosas, como la necesidad de compañía, de dar y recibir cariño, compasión,
reconocimiento y aceptación, sabemos que cuando vivimos y trabajamos en armonía
liberamos energías creativas y alcanzamos metas que nosotros solos nunca
obtendríamos, ponemos en peligro las relaciones cuando transformamos las
necesidades en esperanzas ficticias.
Son
dos las distorsiones más comunes: El resultado de esperar que otros nos cuiden,
que otra persona sea ambas cosas, la confianza, el respeto y la

aprobación se
fomentan cuando estamos dispuestos a responsabilizarnos por nuestras propias
necesidades, cuando estamos dispuestos a ser sensitivos a las necesidades de la
otra persona.

Con
frecuencia desechamos toda posibilidad de relaciones cariñosas verdaderas,
porque permitimos que el temor domine nuestros pensamientos, sentimientos y
comportamiento. Por ejemplo, imagine a otra persona en su ojo de la mente y
comience a hablarle, ¿Cómo toma usted su respuesta? ¿Está uno u otro dolido,
enojado, defensivo, temeroso? ¿Existe alguna manera de que usted pueda hablarle
y que

le responda efectivamente o que usted pueda enfrentarle con ternura?

¿Tiene
alguna de las dos esperanzas irreales con respecto a la otra persona? ¿Qué
sería de su vida sin esa persona? ¿Cuán diferente sería su vida sin usted? ¿De
qué manera están relacionadas sus vidas? ¿Cuál es el contexto de su relación?
¿Existe algún tema en particular que causa tensión entre ustedes? ¿Puede
visualizar una solución que aminore esa tensión? ¿Está usted dispuesto a la
solución?

Explore
la relación con el ojo de su mente desde tantos puntos de vista como sea
posible, esté consciente de que las relaciones crecen y cambian como lo hace
usted, cuanto más objetivo se vuelva, cuanto más se libere del temor, más
creativo y perspicaz se volverá en sus pensamientos y gradualmente usted podrá
reemplazar el temor con sentimientos de amor y compasión.

Finalmente,
es importante que usted enfrente su soledad, cuando estamos dispuestos a estar
solos y nos comprometemos a una relación con nuestro maestro interno, es que
descubrimos la capacidad de amar de todo corazón, nuestro sentido de pertenecer
a algo más grande que nosotros mismos, atraemos la verdadera estabilidad
emocional y nuestras relaciones son llevadas al contexto de nuestros más altos
ideales y

dediquemos nuestra vida al servicio de esos ideales, de ese modo
seremos efectivos al crear relaciones armoniosas y amorosas con otras personas.

 

La
paz comienza dentro de nosotros y se extiende más allá de una cadena de lazos,
que siempre se están expandiendo y depende de la fuerza de nuestro compromiso
con las realidades espirituales, de manera que con paz y armonía las relaciones
siempre serán efectivas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s