Comunicación divina

Estándar

La comunicación de los mundos cada vez se
hace más frecuente, aunque se le imponga una serie de matices misteriosos, se
ha conseguido reducir la distancia del punto de credibilidad que es bastante
complejo, las producciones cinematográficas se han encargado de mostrar una
posición jactanciosa, durante los últimos cuarenta años he logrado excelentes
experiencias en el terreno de comunicación por medios espiritistas y de ninguna
manera he encontrado ese tipo de espectacularidad que manifiestan algunas historias.

Supongo que solo un pequeño número de
personas independientes de los medios religiosos, se han preguntado cómo es la
mecánica de la oración, aunque la practiquen de manera cotidiana, pues resulta
importante que el feligrés se abstenga de investigar, luego se derrumbaría el
aparato místico que le imprimen a todos los asuntos divinos, pero es muy fácil
hacer una narrativa de lo que ocurre durante el fenómeno de la oración, que se
ha utilizado desde la aparición del ser humano sobre la tierra.

El segundo principio del universo
detallado dentro de los escritos del Kybalión, establece que “como es arriba es
abajo” y como abajo es

arriba, hemos establecido que este mundo es abajo y
cuando expiramos es que vamos hacia arriba, entonces, tiene sentido declarar
que “como es abajo es arriba”, suponiendo que existe razón en ese concepto,
entonces, podemos expresar que cuando necesito algo aquí abajo, significa que
la tarea es encontrar a la persona adecuada en el momento adecuado con los
recursos adecuados que permitan conseguir lo que estoy solicitando.

Entonces no tiene por qué ser distinto
cuando solicitamos una ayuda a quienes se encuentran arriba, no importa a quien
se le pida, lo más seguro es que quien nos escucha nos haga el favor de
contactarnos con la “entidad” adecuada que manejará la solicitud hasta
conseguir el objetivo, tampoco habrá que “rasgarse las vestiduras” tratando de
afirmar que tal personaje fue quien finalmente nos dio la respuesta, dudo mucho
que allá arriba se manejen las pasiones como ocurre aquí abajo pues en las
experiencias habidas durante las comunicaciones vividas, nunca aprecié
actitudes pasionales de las entidades hacia nosotros ni entre ellas.

Una de las razones que me ayudan a decir
lo anterior es que en la “vida” allá arriba no existe tiempo ni espacio, ellos
se transportan de alguna manera en forma instantánea, nunca escuche que al
“recorrer” una distancia X ocuparan un tiempo determinado, por lo tanto se
puede comprender que al no haber tiempo ni espacio que recorrer, tampoco
existen necesidades de casa, vestido ni sustento, lo cual provoca ausencia
total de pasiones, ambiciones y por ende, cero corrupción, solo tienen
compromiso de entrega de resultados ante una “suprema corte” que en nada se
parece a lo que vivimos en este nivel.

Pienso que el día que podamos comprender
de manera puntual ese mundo de fuerzas, como se le conoce al mundo de arriba,
muchos serán los cambios que se implementarán en este mundo de formas, como se
define al mundo de

abajo y el día que arriba y abajo se manejen de manera
coordinada, es posible que se consiga el equilibrio tantas veces buscado en la
historia de la humanidad, sin divisiones de género, sin discriminación de
ninguna especie, con el único fin de conseguir el equilibrio humano entre ambos
mundos, como es arriba, es abajo y como es abajo es arriba.

Quizás mi comentario contenga matices de
un mundo perfecto, soñado o simplemente imaginado, de ser así, me llena de
satisfacción el poder vivir estas reflexiones al final del camino, de manera
que por este medio, le invito a vivir la experiencia de comunicación con ese
mundo de arriba sin ninguna pasión, simplemente tratando de encontrar
respuestas, así que si en su entorno encuentra a alguien que posea la facultad
de la comunicación con el mundo de arriba, no lo piense mucho, entréguese a esa
experiencia, con los cinco sentidos dispuestos a absorber la mayor cantidad de
información en beneficio propio.

Pero, cuidado, trate de no perder la
exacta dimensión de lo que escuche y comprenda, nada es mágico, nada es
virtuoso, nada es sobrenatural, todo corresponde a un fenómeno de comunicación
poco conocido o poco reconocido, pero es maravilloso si se aprecia en su justa
dimensión y si usted es capaz de mantenerse a la expectativa con las reservas
del caso, experimentará eventos hasta ahora desconocidos pero que una vez que
lo asimila, su capacidad de asombro recibirá una gran satisfacción en muchos
aspectos y seguirá pensando que simplemente se trata de una comunicación
divina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s