Sentir

Estándar

Sentir es una
experiencia personal, nadie puede sentir lo que yo estoy sintiendo en este
momento, lo más que usted puede hacer es imaginar lo que trato de decir, pero
nunca experimentar lo que me sucede, eso es lo que nos hace distintos a usted y
a mi, eso es lo que entendemos como personalidad, eso es lo que los antiguos
filósofos han tratado de comunicarnos a través de milenios, la personalidad, la
cuadratura del circulo, ¿Será acaso la noción de alma personalidad?

Alma es la parte
espiritual e inmortal del ser humano, capaz de entender, querer y sentir, que
junto con el cuerpo constituye la esencia humana, así lo declara Aristóteles,
como vegetativa, sensitiva y la intelectiva, detalla que en los animales, el
alma se halla vegetativa y sensitiva, en el ser humano como vegetativa,
sensitiva e intelectiva, pero que no se trata de que los animales tengan dos
almas y el ser humano tres, más bien, en los animales es una alma con dos
funciones y en los seres humanos son tres las funciones, de tal suerte que se
consigue separar la conciencia de la identidad.

Continúa
Aristóteles: El alma es aquello por lo que vivimos, sentimos y razonamos
primaria y radicalmente. La materia es potencia mientras que la forma es
entelequia, el combinado de ambas es el ser animado, de manera general
entendemos lo que es el alma, tomando en consideración que la palabra
entelequia resulta sinónimo de esencia, substancia o clímax, pero, ¿Qué es en
realidad el alma? ¿Dónde se encuentra? ¿Cómo puedo verla?

Asistí a una
conferencia muy especial en la que se trató el asunto del alma, del espíritu y
la causa por la cual siempre existe determinada confusión sobre que es una que
es otra, el ponente desarrolló una explicación excelente, comparó el cuerpo
humano con una fábrica de automóviles donde el movimiento de trabajo es
altamente desarrollado, el mercado exige que se produzcan cientos de unidades
por día, con el fin de que sea rentable la inversión y produzca dividendos en
el menor tiempo posible.

Menciona que en la
fábrica existe un personaje que se encarga de dirigir el funcionamiento de cada
sitio en la “banda de producción” donde al final aparece un automóvil
totalmente equipado y listo a recorrer los caminos, esa es su función, solo le
falta el alma que ha de ponerlo a funcionar como es debido, el combustible por
si solo no mueve a la máquina, entonces entra en acción la corriente de la
batería y el auto funciona, la batería eléctrica sabemos que proporciona cargas
eléctricas que los científicos han definido de muchas formas, pero en realidad
no sabemos de donde proviene o como son esas cargas de manera puntual, pero
sabemos que existen.

Abordamos el auto y
éste hace lo que le ordenamos, pero a nosotros quien nos ordena lo que debemos
hacer, simplemente lo hacemos mediante una serie de eventos que tampoco sabemos
exactamente de donde provienen, alguien nos dijo como hacer que se mueva el
auto, pero a esa persona también alguien se lo dijo, entonces en ese momento
estamos aplicando el principio que establece Aristóteles en el sentido de que
nuestra alma es vegetativa, sensitiva e intelectiva en conjunto, estableciendo
que el auto se mueva a nuestra voluntad, pero cuando accidentalmente se
suspende la corriente eléctrica el auto se detiene, acudimos con el mecánico y
por el momento nada se puede hacer, entonces, decidimos abordar otro auto en
tanto el experto califica si es reparable o lo declara perdida total, ¿Será
acaso la función de nuestra alma cuando percibe que este cuerpo ya no marcha
como debe ser, lo abandonamos y buscamos otro cuerpo casi como buscar otro
auto?

Lo importante en
este asunto del alma es que advierto que nadie siente como yo siento pero,
comprendo lo que es el sentimiento, aunque no deduzco quien lo ordena ni de
donde proviene la orden, extendiendo la pregunta; ¿De donde vengo y adonde voy?
O ¿Qué soy o quien soy? Opino que los vicios y las pasiones, es el legado de
las generaciones precedentes o actuales, con la etiqueta de ambiciosos, ellos
nos mantienen en la ignorancia a favor de su hipocresía, con el peligro de
cruzar los límites de la euforia y la depresión que alimentan el riesgo del
suicidio o del homicidio, declaro también que nadie tiene derecho a decidir mi
vida, con firmeza explico que el alma nace libre y así debe seguir durante el
tiempo que habite y maniobre mi cuerpo.

Me parece que es
tiempo de afirmar que una cosa es la conciencia y otra es el alma, entendiendo
como conciencia aquello que se define como espíritu, de allí se desprende el
dicho popular de que “las cosas se hacen en conciencia o en inconsciencia”,
pero esta conciencia actúa conforme a los proyectos y dictados del alma,
creando la base del comportamiento, por un lado la conciencia y por el otro el
alma, como si fuera un triángulo, dejando el espacio en el siguiente ángulo
donde se maneja la lealtad, completando así la figura de la personalidad, pues,
si uno de los vértices falla o simplemente funciona con incorrección, la vida
se desarrolla de manera cismática.

Una vez más
encontramos esa figura del triangulo que define perfectamente el soporte vital
de todo cuanto ocurre en nuestro macro y micro universo, por un lado la
conciencia en uno de los vértices, en otro el alma y en el tercero la lealtad
como resultado generacional, es decir, que un buen funcionamiento de conciencia
y de alma forzosamente redunda en una lealtad hacia todo proyecto ya que sin
lealtad a las ideas, sin lealtad a lo que se busca, sin lealtad a lo que se
persigue ningún proyecto puede salir avante, así que reuniendo armónicamente
conciencia alma y lealtad, cualquier proyecto de vida por complejo que parezca,
formará el triunfo que ha sido edificado con sentimiento personal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s