Pares e impares

Estándar

Por: Julio Torres.

La fuerza, el poder y la energía que está en cada electrón y lo mantienen vibrando y moviéndose, es el espíritu, por lo tanto la definición podría ser: “El espíritu es la energía vibrante que fortalece las manifestaciones de toda materia” en su momento hablaremos de todo lo que se refiere a naturaleza y origen.

Si aceptamos que todos los electrones están compuestos de este espíritu, muy pocos de los millones y millones en un espacio pequeño están compuestos de la misma cantidad de espíritu, aunque tienen la misma calidad o en pequeñas diferencias, pero esas pequeñas diferencias en espíritu hace que cada electrón vibre o se estremezca más rápido o más lento que otros.

Por ahora resulta imposible ser exactos en el número de vibraciones, porque varían de cuatrillones a quintillones por segundo, parece que existe una diferencia de solo dos o tres vibraciones por segundo en algunos casos, pero un dato de mayor importancia es que unos vibran con número impar y otros con número par.

Lo anterior es medido en vibraciones por segundo, el resultado se confirma porque algunos se atraen y otros se repelen, los que son número par atraen o son atraídos por los que vibran con un número impar, lo mismo ocurre a la inversa.

Creo que la pregunta sigue siendo: ¿Por qué tratar estos temas materiales cuando hablamos de alma y espíritu, conciencia y demás asuntos? Pues se tratan porque están relacionados, pues la composición de la materia y la naturaleza del electrón están en el mismo estudio.

Es fundamental mantener en la mente que el espíritu, el alma y la consciencia se manifiestan en este plano terrenal a través de la materia, ya que ignorarla y decir que todo es espíritu, que todo es alma, que todo es mente y que todo es Dios es un tanto desventajoso, es como decir la mitad de la verdad.

Ninguna media verdad es suficiente, tal vez una media verdad invite más a la ignorancia que al conocimiento, apartándose de la inquietud y requerimientos del ser humano que siempre antepone el ¿Por qué?

El hombre no crea materia, por lo tanto, no es su privilegio hacerla a un lado y decir que no tiene valor ni utilidad, por otro lado, debido a su ignorancia, el hombre le ha dado mucho crédito a la materia dándole un lugar tan grande en su vida que no hay razón para que gire su actitud hacia ella y se apasione en acaparar.

El hombre primitivo vivió en condiciones deplorables, permitió la insalubridad y gradualmente sufrió las enfermedades con los resultados conocidos, hoy día el ser humano ha demostrado el dominio que ejerce sobre las condiciones antihigiénicas, pero no por medio de negar la existencia sino dominándolas.

Esa es la manera racional en que debemos enfocar el asunto, la materia es un valioso servidor nuestro y en tanto más sepamos de ella, más nos daremos cuenta de nuestra habilidad para controlar y dominar la naturaleza de la materia, que junto con lo aprendido sobre conciencia, mente, alma y espíritu, continuaremos entendiendo esas partículas vibratorias llamadas electrones.

Ahora comenzaremos a comprender que la materia es el teatro del movimiento, en el que la fuerza que produce a la materia y que constituye la esencia misma de la materia, es el movimiento o vibración del espíritu, pero eso lo iniciaremos en el próximo reportaje, gracias y hasta entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s