Prueba simple

Estándar

Por: Julio Torres:

Cuando algún familiar cercano o un amigo muere de cualquier manera, no es necesario que sea trágicamente, siempre llega a nosotros una especie de pregunta: ¿Qué hace que una persona tenga vida o no la tenga? Y un comentario común parece ser que al ver el cadáver de alguien conocido hasta parece que esperamos que de momento comience a hablar.

Me propongo en este artículo buscar esa diferencia desde el punto de vista empírico, pero con algunos soportes científicos y parapsicológicos, para ello sugiero que imaginemos dos columnas, una titulada “material” y la otra “inmaterial” y que esto nos permita encontrar diferencias adecuadas que nos induzcan a respuestas creíbles.

Supongamos que frente a nosotros están dos camas, en una  vemos acostado a un hombre de unos 30 años, tés blanca y vestido normalmente como cuando duerme y en efecto, parece que está dormido, y en la otra cama se encuentra otro hombre de las mismas características y vestido igual que el anterior que también parece estar dormido.

Nos acercamos a ambos cuerpos, con la condición de mantener una mente totalmente receptiva por los datos que vamos a encontrar, ahora examinaremos con mucho cuidado las diferencias que presente cada uno de los cuerpos que en apariencia es idéntica y vestidos de la misma forma.

Los dos efectivamente parecen dormidos, aunque uno de ellos  está ligeramente pálido y con temperatura baja, le falta color a la piel con respecto al otro, si  nos acercamos más, notaremos que uno de ellos, el de la izquierda, parece irradiar una energía, una fuerza o poder, un algo que no se aprecia en el de la derecha, aunque pequeña, es notoria la diferencia.

Una vez encontrada una diferencia, debemos anotarla de manera exacta y así nuestro análisis será preciso, entonces, en la columna de la izquierda anotaremos esa fuerza radiante y en la columna de la derecha, la ausencia de esa fuerza.

Si tratáramos de hacer un estudio minucioso de cada cuerpo, seguramente no encontraríamos diferencias, pues los órganos presentarían el mismo aspecto, pero al llegar al corazón veríamos que el de la izquierda posee un movimiento rítmico y el de la derecha no tiene movimiento, lo mismo ocurriría si pudiéramos ver los pulmones de ambos.

Extraer muestras de sangre de ambos cuerpos, puede ser la prueba definitiva, en primera instancia la sangre de ambos parece igual, no se encuentra diferencia, pero al analizar esas muestras de sangre con un poderoso microscopio, encontraremos que la del hombre de la izquierda contiene una mancha o punto en el centro de cada célula sanguínea, que parece vibrar o temblar.

En la columna “inmaterial” anotaremos que esa actividad o temblor, esa vibración es algo de naturaleza inmaterial pues no vemos la energía o poder que causa el temblor o la vibración aunque si vemos su efecto en la célula del hombre de la izquierda y eso es algo que no encontramos en el cuerpo de la derecha, ahora podemos decir que el de la izquierda está vivo y el de la derecha no lo está.

Pero hagamos otra prueba para estar seguros, utilicemos una aguja, no para producir daño, simplemente para llevar a cabo la conclusión de este examen, primero tocaremos con la aguja al hombre de la izquierda sin lastimarlo y notaremos que la carne responde con rapidez manifestando contracción o temblor, el de la derecha no responde a ningún estímulo.

Nosotros no podemos ver ni sentir que poder o energía es el que así se manifiesta, por lo que llegamos a la conclusión de que se trata de algo inmaterial a nuestra observación, usando la aguja en varias partes del cuerpo, notaremos que esta presente la misma condición hasta que despertamos a ese cuerpo de la izquierda.

La gran sorpresa es que ese cuerpo por si solo se levanta, camina y si esos cuerpos pesan unos 80 kilos, no entendemos como es que esa diminuta vibración en cada célula sanguínea es capaz de mover esa masa de 80 kilos casi sin esfuerzo, en el otro cuerpo no existe ninguna reacción y para levantarlo recurrimos a varias personas o a una máquina que pueda levantar esos 80 kilos, desde luego que esto es motivo de una ampliación de tema que abordaremos en un futuro, hasta entonces.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s