El archivo poderoso

Estándar

Por: Julio Torres.

Como parte del equipaje que nos entregaron en el momento en que llegamos a este mundo, es nada menos que un archivo súper valioso y solo se puede consultar paulatinamente, mediante reglas bien establecidas, no sabemos quien o como estructuró dicho archivo, pero allí está, listo para ser utilizado en cualquier momento y a voluntad.

Es un archivo completo de hechos y experiencias, este archivo se encuentra en la mente subconsciente, está bien protegido y no es alcanzado fácilmente por la mente objetiva, es más, si estuviera almacenado en esta mente objetiva se alcanzaría con facilidad, se depositarían demasiados datos y se acumularían muchas cosas innecesarias.

Imaginemos este archivo como los conocidos que se encuentran en cualquier oficina, pero imagínelo de forma circular y de proporciones similares de ancho, altura y fondo y que a su alrededor y en todos los puntos, tiene muchas pequeñas ventanas y hasta etiquetadas como: Arte, ciencia, hogar, finanzas, literatura y todos los temas que a usted se le ocurra.

Es muy importante tratar de comprender que algunos archivos tendrían decenas de ventanas, otros miles, pero otros veinte o treinta  solamente, esto quiere decir que mientras más aprendemos, o nos educamos y aumentamos el conocimiento, más ventanas abrimos.

El objeto de estas entradas es proporcionar aberturas por las que penetran al archivo ciertos hechos que allí se preservan, esa es la causa por la cual se hace necesario que cada entrada esté perfectamente marcada, cada hecho comprendido ingresa por la entrada respectiva.

Lo anterior nos permite comprender que mientras más ampliamos nuestra educación y comprensión, más entradas se abrirán para los hechos, la memoria es pieza de una maquinaria perfecta y exacta.

Los hechos son enviados uno por uno al archivo y a la entrada que le corresponde, y cuando salen,  lo hacen por el mismo sitio por el que entraron, como una ley, es lo que hace posible que se realicen una gran cantidad de sucesos maravillosos en nuestra vida, en psicología hay una ley que dice: Un pensamiento construye un camino por medio de la mente, y por el mismo tiende a escaparse después.

Lo anterior se interpreta así: Un pensamiento comprendido conscientemente, pasa por un canal al archivo y después sale de éste a través del mismo canal, y no por otro.

A manera de ejemplo, en el momento en que comprendemos algo, se convierte en una parte nuestra. Para comprender alguna cosa, se requiere que sea vista, sentida, probada, oída u olida por la mente objetiva, esto atañe a las cosas de la mente objetiva, primero deben ser sentidas o comprendidas por medio de las cinco facultades objetivas.

Una vez que las impresiones enviadas por las facultades, alcanzan a la mente objetiva y se mantienen allí un momento mientras son examinadas, comienza a funcionar el razonamiento, en el entendido que dicho razonamiento es el aspecto subjetivo de la consciencia objetiva.

La maquinaria es tan perfecta que puede razonar detalladamente sobre un tema en una fracción de tiempo, por ejemplo: Ver el color verde, se puede razonar a gran velocidad que ese color identificado como verde, está compuesto por la mezcla del color azul con el color amarillo y este razonamiento solo consume unos cuantos segundos.

Cuando memorizamos algo, utilizamos unos cuantos segundos en asimilarlo, la intensidad o claridad de nuestro razonamiento es el resultado de la atención y concentración que concedemos a las sensaciones recibidas, esto es lo que queremos decir cuando declaramos que comprendemos una impresión.

Nos ocupamos lo suficiente en analizar o razonar, eso es lo que permite a la mente objetiva colocar la impresión del hecho o pensamiento bajo una clasificación correcta, tan pronto como esto ocurre, el pensamiento o la impresión pasa, de la mente objetiva a la subconsciente y entonces se archiva.

La definición sencilla sería que: Un conocimiento consciente y comprendido, pasa de la mente objetiva al archivo de la memoria subconsciente, la verdadera disciplina de la mente solo se efectúa asociando juntas, aquellas cosas que tienen una relación real de cualquier clase.

Mientras más profunda es la relación, más está basada en la constitución natural de las cosas, los mejores talentos sobresalen porque, desechan lo que no les concierne, personalmente me sigo preguntando: ¿Quien diseñó el archivo subconsciente tan poderoso y perfecto, que nada lo destruye ni lo altera, y simplemente guarda todo muy bien protegido?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s