El seguro de auto

Estándar

En apariencia es el contrato de seguro más conocido, ya que suponemos que es lo que más debemos proteger porque es un bien que está más a la mano y es más comprensible, sin embargo, el resto de los negocios de seguros son igualmente importantes.

Como en todo contrato es de vital importancia, tomarse un tiempo prudente y tratar de comprender cada una de las cláusulas que contiene, pues esas son las reglas establecidas legalmente para ambos lados.

La comprensión de cada puto establecido en el contrato, evita malos entendidos en caso de siniestro, esto es, en caso de verse involucrado en un accidente, daño, o robo del bien asegurado, contrario a lo que muchas personas afirman, las aseguradoras nunca eluden el pago.

Muchas veces pareciera que una aseguradora trata de eludir el pago, pero no es así, lo que ocurre es que si en el siniestro existen datos endebles o que muestran duda en función de los hechos, la ley establece que deben investigarse y esclarecerlos conforme a derecho.

Existen leyes y reglamentos que no son otra cosa que la forma de aplicar justicia en cada asunto, y de manera equitativa entre el asegurado y el asegurador, nada se encuentra oculto como muchas veces se pretende calificar una investigación.

El contrato especifica que se debe asentar la verdad de los hechos en forma clara y precisa, y que ambas partes estén conscientes de que no existe dolo o mala fe, ni antes ni después de un siniestro.

Hoy día, adjunto al contrato de seguro de auto, las aseguradoras otorgan sin costo adicional la asesoría en caso de requerirse, por medio de las reglas dictadas por el poder legislativo, de manera que el asegurado entenderá en forma sencilla su situación legal en su caso.

Siempre he pensado que todo vehículo automotor debe o debiera contar un tipo de seguro, lo cual reduciría considerablemente el volumen de asuntos jurídicos que se ventilan a diario, y que ocupan tiempo a los juzgadores sin necesidad.

Todo se puede resolver muy sencillo, si las aseguradoras involucradas se ajustan conforme a leyes y reglamentos que dominan perfectamente, y de  común acuerdo determinan culpabilidades y lo que a cada involucrado le corresponde.

El respeto a la ley hace que los países evolucionen, que la sociedad transite por caminos que no admitan ilegalidades, que estemos seguros de que lo estamos haciendo bien, solo es cuestión de acatar lo que la ley escrita establece en ambos lados.

Tal vez muy pronto se pueda superar este obstáculo, que significa el no dictar por ley un seguro de autos obligatorio, que resolvería muchos conflictos, sobre todo cuando se perjudica a personas que nada tienen que ver en un accidente involuntario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s