Cidonia

Estándar

Hay un lugar en Marte llamado Cidonia, donde se encuentra una gran piedra de un kilometro de ancho y que muestra la figura de una cara poco amistosa, que parece estar viendo al cielo sin pestañear.

Al parecer se encuentra en un paisaje con muchas colinas bajas moldeadas con formas extrañas, podría ser alguna mezcla de antiguos torrentes de barro y la erosión provocada por el viento.

Por el número de cráteres se puede calcular una antigüedad de cientos de millones de años, y la cara ha atraído la atención de los científicos de muchas nacionalidades desde hace muchos años.

Una declaración de científicos soviéticos, anunció hace algunos años que en Marte se habían encontrado ruinas de templos y la sonda espacial descubre restos de una civilización de cincuenta mil años de antigüedad.

Algunos ingenieros contratados por la NASA, trabajaron en su tiempo libre para optimizar la imagen de la piedra utilizando la tecnología digital, esperando tal vez revelaciones asombrosas.

Lo anterior era algo permitido e inclusive alentado por quienes manejan solo la ciencia, siempre que los niveles de prueba científica fueran aceptables.

Algunos científicos se mostraron muy prudentes al hablar del tema, pero otros que se sentían menos limitados o comprometidos, solo dedujeron que “la cara” era una escultura genuina y monumental de un ser humano.

Afirmaron también que habían encontrado una ciudad con templos y fortificaciones y a partir de esos argumentos poco creíbles, un escritor dijo que los monumentos tenían una orientación astronómica muy especial de hace medio millón de años.

Con los datos descritos hubo quien dijo que Cidonia, fue fundada en aquellas épocas tan remotas, pero entonces, ¿quien tiene la razón?

Hace medio millón de años, nuestros antepasados dicen, trataban de dominar las herramientas de piedra y fuego, no tenían naves espaciales.

La cara de Marte a la que nos referimos, se puede comparar a caras similares construidas en civilizaciones de este planeta, donde también dicen que esas caras miran al cielo porque miran a Dios.

Verdad o mentira, fantasía o realidad, lo importante es que nunca se conformará el ser humano solo con lo que le dicen, ¿Será “la cara” un resto de una civilización humana extinta hace mucho tiempo?

Fantasía o realidad, no importa, lo valioso es que el universo nos sigue sorprendiendo tal vez como el mar sorprendía a los aventureros de siglos anteriores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s