El amor a temprana edad II

Estándar

El relato que dejamos pendiente en el accidente que le quitó la vida al pariente de la novia de mi nieto, todo accidente es doloroso, lo es más cuando se trata de familias que de alguna manera están relacionadas por sus descendientes.

La resolución de la autoridad es que el homicidio se califica de culposo, lo que significa que por medio de una fianza que garantice el pago de daños, el culpable tiene derecho a disfrutar de la libertad condicional hasta la solución del problema.

Lo que se ha discutido en este asunto es la culpabilidad de mi nieto y como prevalece la ignorancia en los términos de la póliza de seguro del auto, se dificulta el llegar a una solución del problema.

La cultura del seguro parece en momentos estar destinada a morir, es posible que se deba a la falta de lectura, es decir, que leemos muy poco o casi nada, entonces quedamos sujetos al más hábil o al más ambicioso.

El problema en esta historia no es cuestión de dinero, es cuestión de la vieja ley de ojo por ojo y diente por diente, los parientes de la novia no buscan solución lo que buscan es la aplicación de la ley mencionada.

Ellos manifiestan que el día en que mi nieto pierda la vida, ese día la justicia se habrá presentado y ninguno de ellos ha pensado por un momento en la jovencita, que días antes era la representación de una chica enamorada.

Cuando mi nieto ha quedado libre con las reservas de ley, los ataques de los familiares de la chica se incrementaron y desde luego que los chicos no pueden verse de ninguna forma, los parientes de ella lo impiden con todos los recursos que tienen a la mano.

Los muchachos siguieron enamorados e intentaban a cada momento el reunirse para poder tomar alguna medida que permitiera seguir el noviazgo iniciado desde aquella tarde.

Una y otra vez cuanto intentaban era destruido por los familiares de la chica, hasta que decidieron solicitar la ayuda de una persona independiente de ambas familias, pero lo hicieron de manera secreta como medida de protección.

Un día y a una hora determinada decidieron utilizar el carro que inició este conflicto, pero lo hicieron de manera secreta, ninguna de las familias se enteró cuando y como abordaron el automóvil.

Lo primero que hicieron fue salir a carretera como buscando a donde ir, que camino tomar, como en un buen rato no lograron decidir a que parte del país acudirían a consolidar su amor y con el temor de ser descubiertos, simplemente partieron sin rumbo fijo.

Sin decir palabra, la novia aprovecha la entrada a una curva pronunciada de la carretera, sujeta fuertemente el volante para que mi nieto no pudiera hacer nada para corregir el rumbo y el auto cae a una barranca profunda y ambos pierden la vida.

Esto que he narrado lo encontré en un escrito que mi nieto dejó en su recámara antes de partir con su novia, en busca de la solución extrema del problema de su amor.

Historia de amor que me entristeció un buen tiempo, pero tuve que valorar esa historia para comprender que en verdad se amaban intensamente y que todos fuimos culpables de perdida tan triste e irreparable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s