Rock urbano

Estándar

Este era un niño muy pobre que para evitar sentir hambre buscaba un sitio apartado para dormir a cualquier hora del día y en uno de sus intentos por dormir la necesidad de un poco de alimento le impedía conciliar el sueño ya que eran apenas las 12 del día y el sol se encontraba en todo su esplendor.

De manera ruidosa cruza un camión recogedor de basura y de él se desprende una bolsa que contiene una guitarra que alguien decidió abandonar en el carro de la basura por su estado desastroso.

La guitarra llega hasta los pies del niño y éste la toma con mucho cariño y comienza a pulsar la única cuerda que permanece utilizable y sin darse cuenta logra obtener algunas notas musicales que lo transportan hasta el infinito.

La melodía que interpreta le resulta hermosa y además desconocida, pero en un instante se ve colocado en un gran escenario donde lo aprecia una gran cantidad de público que corea su melodía que está a punto de terminar.

Los aplausos se multiplican y aquello se convierte en un éxito maravilloso y al hacer explosión uno de los fuegos artificiales se inunda todo el escenario de humos de colores y el niño despierta.

Regresa al lugar donde trataba de dormir, la guitarra se encuentra en sus manos y solo se escuchan unos cuantos sonidos desordenados y “colorín colorado” este cuento se ha acabado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s